sábado, 28 de marzo de 2009

SIGO CAMINANDO



"Yahveh te hecho decir que El será tu Dios, que seguirás sus caminos, observarás sus preceptos y sus mandamientos. Y tú has hecho decir al Señor que hoy serás su pueblo propio, como El te ha dicho, consagrado a Yahveh, tu Dios como El te ha dicho"
(Dt.26,16-19)


Sigo mi andadura, la que se me propone cada día, poco a poco, con mis acelerones y mis frenados... Tratando de estar muy presente en cada momento, de ser consciente del paso que se me invita a dar en cada momento,intentando estar muy atenta (aunque no siempre lo consiga) a escuchar las palabras minúsculas, las pequeñas cositas, las "no-casuales" coincidencias, las divertidas sincronicidades que mientras hacen brotar una sonrisa en mi boca dejan entrever el MENSAJE en mayúscula.

Sigo necesitando para ello responder a la palabra que invita y que sigue insistiendo y resonando en mi corazón : Tranquila... no te precipites, no te empeñes tanto, no te atosigues.... ¡Ay si aprendieras a no apurarte, a no temer que todo se va a perder si no controlas todo tú personalmente!... Vacía tu corazón de temores ignorantes... Yo todo lo puedo...

4 comentarios:

Soy la que soy dijo...

Es que hay que seguir en la andadura, con cada encrucijada, con cada coyuntura...

Esa voz que escuchas es la de tu interior, y la paciencia la madre de todas las expectativas.

Hace tiempo ya que me enteré de primera mano de que nada podemos precipitar, que cada cosa tiene su momento, como fruto de un designio divino ...

Siempre adelante.

Besos

Marina dijo...

He ahi el dilema, el reto y la invitación a todo bautizado, responder a la confianza plena en aquel que nos conforta, sin adelantarnos a lo que viene. Saludos Dove.

Hada Saltarina dijo...

Esto mismo es lo que me dijeron a mí y yo no quería creer pero resultó que si que era así. Uno tiene que favorecer los logros, hacer lo que está en su mano; pero nada más; no pretender forzar sino confiar en que la semilla ya eatá plantada, y esperar con ilusión y paciencia el momento en que el fruto asome...¡y asoma! Muchos besos

Silvia García dijo...

Y sigamos caminando Dove, despacito pero perseverantes, como dices tú, siempre hay un pasito hacia atrás, pero solo es para tomar aliento, y retomar la senda con más ahínco, con más fuerzas.
Un abrazo con mucho afecto