domingo, 1 de febrero de 2009

ESTO VIENE DE LEJOS...

Mirando los blogs por los normalmente me muevo, leyendo los comentarios, saludos, amistades que se van creando... reflexionaba sobre este medio que favorece y facilita tanto a la hora de entablar relaciones, te permite tratar con personas que antes no conocías, a las que no has visto nunca y probablemente nunca llegarás a ver y entre las que , sin embargo, se generan unos sentimientos , unas relaciones que pueden llegar a ser tan íntimas y cercanas como puedas llegar a tener con alguien que físicamente tienes cerca.
Sé que este tema da que pensar y más de una vez o de uno ya lo habréis pensado... Lo que yo no sabía era que esta reflexión viene de muuuuucho antes.
Ya en la Antigua Grecia algunos filósofos sin conocer ni de lejos,las tecnologías de comunicación que manejaríamos en el siglo XXI, dieron sus versiones para tratar de explicar el fenómeno de las relaciones personales remotas que se valen de la palabra escrita para comunicarse.
Sócrates afirmó:
"Voy a hablar con la cabeza tapada, para que, galopando por las palabras, llegue rápidamente hasta el final, y no me frene, de vergüenza, al mirarte".
Escuchado esto, su discípulo Platón, en uno de sus diálogos escritos, demostró que es más fácil entablar una relación, y mantenerla durante un cierto tiempo, con una persona a la que no ves, a la que no has visto nunca y a la que probablemente nunca verás, que con una persona a la que ves, sobre todo cuando lo que se quiere transmitir son afectos y sentimientos.
Se ve pues, que ésto viene de lejos...

4 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Interesante reflexión. Supongo que el problema en sí viene de la dificultad de la comunicación, y del miedo a las responsabilidades que pueden derivarse de ellas. Digamos que con una carta, uno no se siente tan impelido a la acción, por regla general, que con un toque directo de alguien. El miedo a la respuesta queda mermada si se actúa con la distancia, ¿no? Besos para ti

Silvia García dijo...

Comparto totalmente lo que dice Hada Saltarina.
Yo a veces cuestiono,no somos capaces de saludarnos con el vecino en el ascensor, pero sí somos capaces de amarnos con personas que están a miles de km de distancia.
No es una contradicción??
Un abrazo

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Es increìble esta aseveraciòn, pues siempre una piensa que al conocer en persona a alguien, se pueden lograr lazos màs fuertes, pero sin embargo no es asì.
Tal como dices amiga, acà se generan cosas muy lindas, y pareciera que damos lo mejor de nosotros acà, como que no se ven nuestros defectos, tal vez esa sea la razòn, porque entablamos tan fuertes vìnculos por acà, con personas que nunca hemos visto, pues estamos conociendo su mejor lado y no porque queramos esconder lo malo, los defectos como todos, sino que este mundo nos hace dar la parte mejor de nosotros, tal vez como desahogo y necesidad de ser queridos, por què no?


Un besito mi querida Dove

Susana-Agualuna

Nora dijo...

Muy linda entrada amore!!
Un beso!!
Nora