lunes, 15 de septiembre de 2008

YO ESTABA TRANQUILO EN MI MEDIOCRIDAD HASTA QUE ME RESULTÓ INSOPORTABLE.

Esta frase sacada de la autobiografía de Robert Hoseein, cineasta francés, cuestiona y mucho, sobre todo a las personas que se conceden dedicarle cinco minutos de sus diarios pensamientos repetitivos al fluir y devenir de la vida..
¿No es a veces inevitable ser mediocre? Mediocre en el sentido de la tentación de vivir inmersos en esa rutina y vulgaridad que nos rodea por todas partes.
Cierto que la tensión y la adrenalina permanente es imposible, y que ni los genios son genios las 24 horas del día y que como decía el poeta a ratos "hay que descansar de vivir"...
Pero esa mediocridad de quienes convierten esos descansillos transitorios en ley de vida, de quienes se limitan a dejarse vivir, de quienes no tienen ilusiones, ni esperanzas y jamás aspiran a mejorar, de quienes desprecian todo lo que no está a su alcance y embisten contra lo que no entienden, de quienes hablan de lo mismo todos los días...
Cuántas personas conocemos que destacaban en su juventud por estar llenos de sueños, proyectos, planes, metas.. y que tras unos cuantos fracasos, o cuando vieron que en la vida hay también cu estas empinadas, la mayoría se estancó en su mediocridad y decidieron balar con los corderos...
El gran riesgo de la mediocridad es que no tiene síntomas muy visibles. Incluso, los mediocres, pueden parecer felices, o al menos tranquilos. Y con frecuencia, ocurre que hace falta un traspiés, un dolor o un sufrimiento en la vida para descubrir cuán mediocres somos.
¿Cuántos días vividos en nuestra vida podemos decir que han estado llenos de contenido? Que realmente han sido días vividos, útiles, creativos, serviciales...
Reconozco y admito que este tema de la mediocridad es como una obsesión para mí, y que de tanto empeñarme en huir de ella, se me hace más presente y más insoportable...
Pero ¿os imajinais qué sería, una Humanidad en la que sus miembros aprovechasen el cien por cien de sus energías positivas, sus capacidades creativas, serviciales, amatorias, en estar despiertos viviendo con intensidad cada instante de la vida?
¿Quizás es esperar demasiado no?

En esta fotografía se puede apreciar la mediocridad en acción... ¿Cuántas veces nos toca contemplar acciones de personasque atentan constantemente sobre su propia capacidad de mejora?

"La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta".( Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico)
"Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance"
(François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés)
"Las personas mediocres, que no saben que hacer con su vida, suelen desear el tener otra vida más infinitamente larga" ( Anatole France (1844-1924) Escritor francés)

5 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Quizá la mediocridad se identifique demasiado con la rutina. Cuando uno se acostumbra a algo, se hace vago y medicre pues, pudiendo extasiarse se conforma con ver.

Lo que no habría que confundir ni por un momento es la mediocridad con la sencillez. Esa sencillez que te permite, sin grandes complicaciones, disfrutar de la existencia.

Me alegra ver un nuevo post tuy, querida Dove.

Un abrazo

Dove dijo...

Acertado comentario... sí, la mediocridad en el sentido de vivir la vida sin ser consciente de ella sin apreciar y valorar todo lo bueno, empezando por lo más sencillo y simple (por supuesto) y sabiendo todo lo que podemos aportar y disfrutar...
Gracias como siempre por tu comentario. Un abrazo hada.

Angélica dijo...

Holitas!!! pasando a conocer y saludar, gracias por la visita a mis rutas; y con toda propiedad puedo afirmar que el regalo ha sido mutuo, me he encontrado con un blog fabuloso lleno de muchos valores. Con todo gusto estaremos compartiendo mucho sin lugar a dudas!!! Desde ya considera mis rutas como tu otra casita virtual. Un gran abrazo y full cariño.
Con tu permiso voy a colocarte en mis buenas brújulas así vengo enseguida. Bendiciones.

Poetiza dijo...

Odio lo mediocre. El texto es muy bueno, como para reflexionar. Un gusto leerte, te dejo mis saludos, cuidate.

Pasión dijo...

Querida Dove, yo estoy dispuesta a provocar en las personas que su mediocridad les resulte insoportable...!!!
Quizá, simplemente para no estar sola en esto.
Un abrazo!!
Pasión

www.laposadadelalma.blogspot.com